Su agencia de viajes en Túnez


Agencia de viajes Túnez





Túnez se dio a conocer por iniciar una revolución conocida como la "Primavera Árabe". Sin embargo, este pequeño país tiene mucho más que ofrecer a los viajeros. Y es que en Túnez encontrará el turismo que usted busca en un destino vacacional: cultura, aventura, relax, gastronomía, deportes, fotografía, naturaleza...

En familia, con su empresa, en pareja o solo, Desert Rose es la agencia de viajes que necesita en Túnez. Un equipo de profesionales que, garantiza, trabajará directamente con usted y estará siempre a su disposición.  

No son promesas. DRS dice sí a la calidad y a la personalización porque cada cliente es único y su viaje también debe serlo. No a los viajes masificados. Una política de trabajo que se refleja, hasta la fecha, en una satisfacción del 100 % de nuestros clientes. Y es nuestra firme intención que siga siendo así.

 

Reciba información de primera mano sobre los hoteles, circuitos y visitas en Túnez. Consúltenos sobre los vuelos o el viaje en ferry.

 

Reviva la historia de Cartago, viva la aventura en 4x4, sienta la fuerza de los gladiadores en el anfiteatro del Jem, disfrute del relax del Mediterráneo, conozca la magia del desierto del Sáhara, visite los lugares de rodaje de Star Wars o Indiana Jones ... y, sobre todo, sienta que está realizando el viaje de su vida...

 

Circuitos

Circuitos en Túnez

Estancias

Hoteles en Túnez

Con encanto

Alojamientos de charme

A medida

A medida

     

En nuestro blog:


Allá donde fueres haz lo que vieres

Al programar un viaje siempre entran dudas: ¿Qué zonas quiero ver? ¿Cumplirá el hotel mis expectativas? ¿Acompañará el clima? ¿El precio será justo?

Yo siempre recuerdo las palabras de un cliente que encontré en mis inicios en el sector turístico: "Allá donde fueres haz lo que vieres". Se llamaba Manolo y no le he olvidado en todos estos años. Considero que es un excelente consejo porque, al margen de zonas, hoteles o clima, cuando viajamos lo hacemos para descubrir, para desconectar, para vivir nuevas experiencias... Y en todos los destinos se dan estos factores.

 

Es imprescindible abrir la mente. Un país tiene su cultura, sus costumbres... No podemos hablar de mejor o peor, podemos hablar de diferente y tan válido como es nuestro país para nosotros.

¡Cuántas veces tuve que comentar en el autobús, señoras y señores, la tortilla de patata en España! Era una forma de hacer ver que en Túnez la comida no es la misma y, por deducción, los horarios no son los mismos, la forma de actuar no es la misma, el idioma por supuesto no es el mismo... No es causa de queja que el recepcionista no nos conteste en un fluido español. ¡Estamos en un país árabe!

 

¿Viajamos a Túnez para comer paella, que nos hablen en español y trasnochar? ¿Para qué viajar a Túnez entonces?

En este luminoso país las comidas están muy especiadas y muchas son picantes, hablan normalmente 3 idiomas pero el español no es el dominante y se madruga porque amanece y oscurece antes que en España.

Si no aceptamos estos aspectos (y muchos otros que son inherentes a Túnez) raramente podremos disfrutar plenamente de nuestras vacaciones. Nosotros debemos adaptarnos y no esperar que toda una población se adapte a nosotros.


Hay puntos que no son negociables, por supuesto: la limpieza, el servicio, la profesionalidad del guía, no contar con visitas sorpresa a tiendas...

Se entiende que hablamos de un viaje bien organizado, con profesionales del turismo. Nosotros deseamos que el cliente saboree los platos típicos, conozca a los habitantes de las casas trogloditas, conozca de primera mano cómo es Túnez...


También hay que entender que hay zonas poco turísticas que no ofrecen la misma infraestructura que las ciudades de estancia, que la categoría de hoteles no se equipara a la de España (hay que reservar a partir de 4* para tener garantías) y que la calidad siempre tiene un coste.


Teniendo una buena información (no hay que tener vergüenza en preguntar) lo único que hay que hacer es montarse en el avión y dejarse llevar...

0 comentarios